Publicaciones

Nota Informativa 006, 2019

Se establecen límites al incremento del impuesto predial

El Gobierno Nacional sancionó la Ley 1995 de agosto 20 de 2019, mediante la cual se dictan normas catastrales y de impuestos sobre la propiedad raíz. Esta ley tendrá aplicación a partir de su sanción, por un periodo de cinco años.

El aspecto más relevante de esta ley, es que establece los siguientes límites al incremento anual del impuesto predial:

  • Independientemente del valor de catastro obtenido, para los predios que hayan sido objeto de actualización catastral y hayan pagado según esa actualización, el valor límite del incremento anual del impuesto predial será, como máximo, equivalente al valor del índice del IPC más 8 puntos porcentuales.
  • Para el caso de los predios que no se hayan actualizado catastralmente, el valor límite del incremento anual del impuesto predial será, como máximo, equivalente al 50% del monto liquidado por el mismo concepto el año inmediatamente anterior.
  • Para las viviendas pertenecientes a los estratos 1 y 2, cuyo avalúo catastral sea de hasta 135 SMMLV, el valor del incremento anual del impuesto predial no podrá sobrepasar el 100% del índice del IPC.

Por otro lado, debe tenerse en cuenta que, según la ley en comento, los límites aquí mencionados no afectan el proceso de mantenimiento catastral y no aplican para los siguientes casos:

  • Terrenos urbanizables no urbanizados, o urbanizados no edificados.
  • Predios que figuraban como lotes no construidos o construidos y cuyo nuevo avalúo se origina por la construcción o edificación en él realizada.
  • Predios que utilicen como base gravable el auto avalúo para calcular su impuesto predial.
  • Predios cuyo avalúo resulta de la auto estimación inscrita por las autoridades catastrales en el respectivo censo, de conformidad con los parámetros técnicos establecidos en las normas catastrales.
  • Predios que han cambiado de destino económico o que han sufrido modificaciones en áreas de terreno o construcción.
  • Predios que no han sido objeto de formación catastral.

Predios rurales que no sean menores de 100 hectáreas.